Budismo y redes sociales

Digamos que quieres diseñar una organismo, como el ser humano, con una serie de instrucciones sencillas que lo ayuden a una meta final: Garantizar que los genes persistan en las siguientes generaciones. Si lo resumimos a tres reglas, estas podrían ser:

  1. Lograr un objetivo que ayude a la meta debe generar placer
  2. El placer debe ser efímero, para que el organismo lo busque nuevamente
  3. Se le debe dar más peso a la primera regla (placer inmediato) versus la segunda regla (saber que será efímero) cuando se tomen decisiones

Los científicos llaman a esto el efecto de la dopamina y la forma en que el cerebro ha evolucionado. El budismo lo llama la condición humana. En ambos casos se trata de una vida de insatisfacción buscando el siguiente “rush” e ignorando el que los beneficios serán mínimos. Y para aprovecharse de esta condición, las empresas de redes sociales invierten en las mentes más hábiles del mundo para que diseñen sistemas de recompensa que enganchen a las personas para lograr la mayor utilización posible de sus aplicaciones. Y al mismo estilo de las tabacaleras hace años, negarlo todo.

Las técnicas budistas, tal cual se venden en occidente, son una versión resumida y empaquetada que se enfoca solamente en obejtivos de corto plazo como superación personal y reducción del stress. Meditación en cómodos paquetes. Pero la verdadera filosofía budista realiza un diagnóstico completo de lo que enfrenta el ser humano y ofrece una prescripción para aliviar esos problemas a largo plazo.

Mindfulness es solo la famosa punta del iceberg, hay mucho que aprender de esta filosofía milenaria que no solo ha superado el paso del tiempo sino que es compatible con cualquiera que sea la religión que uno profese, pues no exige exclusividad y no pretende ser dogmática. Lo dijo el Dalai Lama: “No uses lo que aprendas de budismo para ser un mejor budista, úsalo para ser mejor en lo que ya eres”.

Y nunca más necesario que en esta época de redes sociales que buscan secuestrar la psicología humana para su beneficio.

La neuromodulación es posible, y con ella, los escenarios distópicos de la ciencia ficción donde algunos humanos son aumentados y otros no…

Empezando: Why Buddhism is True: The Science and Philosophy of Meditation and Enlightenment por Robert Wright 📚

Estos mensajes de galleta de la fortuna claramente fueron impresos antes de la pandemia…

Scriptorium

Solamente tengo una (Spotify) de las 20 top aplicaciones gratis del App Store instalada en mi celular… y eso es bueno.

Si esto fuera un juego de rol, aquí estaría el Thieves’ Guild

Empezando: The Rise and Fall of D.O.D.O.: A Novel por Neal Stephenson y Nivole Galland 📚 Esperemos que fluya más como Seveneves y no como Fall que me costó mucho terminar

Afortunadamente es feriado mañana y no tengo que dormir temprano…

Qué uso - Edición Pandemia

Hace años no hacia uno de estos resúmenes de las herramientas que uso, de hecho me di cuenta que en esta versión de blog no ha habido ningún post de este tipo. Por si fuera poco he realizado muchos cambios en el último año.

Es por eso que creo que es momento de que mis followers (all three of you) tengan la versión actualizada:

  • Celular: iPhone 11 Pro, que según yo era una de las opciones mas privadas, aunque no estoy seguro que lo siga siendo luego de los últimos planes de Apple.
  • Notebook: Tengo una HP x360 que me dieron en la oficina a la que le he puesto Windows 11 porque no puedo resistirme a probar lo ultimo.
  • eReader: Estoy usando un iPad Mini de segunda generación que por su antigüedad cumple en temas de lectura pero ya no en mucho más.
  • Noticias: He consolidado todos los temas que me interesa seguir en Feedly via RSS. Luego de probar varias opciones, creo que nada supera a RSS y, en aquellos casos en los que algo solo se puede encontrar en Twitter (como alertas oficiales) Feedly soporta la suscripción a esos canales.
  • Blog: Este blog está hospedado en Micro.blog y estoy feliz.
  • Redes sociales: Mastodon y la comunidad interna de Micro.blog básicamente, lo demás está aquí en mi blog. Hace varios años no tengo Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, Tiktok o similares.
  • Correo: El personal está montado sobre ProtonMail, un servicio que puedo recomendar. En la oficina usamos (oh sorpresa) Office365.
  • Mensajería instantánea: Como podían esperar, dejé WhatsApp también hace años. Uso Signal y Telegram ahora sin problemas.
  • Notas rápidas: Luego de varias herramientas que terminan siendo siempre demasiado complicadas para lo que busco, estoy usando el app de Notas del iPhone mientras sigo buscando una alternativa interesante.
  • Musica: Mi familia usa Spotify así que me han otorgado una de sus cuentas familiares. Como pago por la suscripción de Apple tengo también Apple Music pero no me acostumbro.
  • Podcasts: Aquí también estoy usando el app predeterminada del iPhone porque mi estilo de uso no da para más.
  • Almacenamiento en nube: Aprovecho el espacio que me dan iCloud y OneDrive para hacer respaldo de mis fotos y documentos importantes.
  • Tareas: Finalmente el app ToDo de Microsoft es un reemplazo real para Wunderlist que fue descontinuada, así que me he quedado con eso.
  • Contraseñas: Me está resultando BitWarden en las pocas semanas que lo llevo usando, reportaré más adelante.
  • Notas de largo plazo: Una buena libreta Leuchtturm 1917 y varios lapiceros de tinta Sakura de múltiples grosores.
  • Audífonos: Me compré los Surface Headphones y no admitiré que fue mala decisión.
  • Gaming: Xbox One Series X.
  • WiFi: Sigo con mi mesh de Eero que espero siga funcionando bien siempre.
  • Meditación: Tengo Headspace y la verdad es que me va genial.

Espiando por LED

Cuando leí Cryptonomicon de Neal Stephenson, hace ya varios años, quedé intrigado por el capítulo en el que hablan del Van Eck Phreaking, básicamente un método para espiar en un dispositivo usando la radiación electromagnética que este mismo genera.

Hoy leí este articulo sobre cómo es posible espiar en una teleconferencia observando la luz LED de energía de un parlante para llamadas. Pongo aquí el link para que vean de qué va.

La vida es información

“At one time, we thought that the way life came together was almost completely random, only needing an energy gradient to get going. But as we’ve moved into the information age, we’ve come to realize that life is more about information than energy. Fire has most of the characteristics of life. It eats, it grows, it reproduces. But fire retains no information. It doesn’t learn; it doesn’t adapt. The five millionth fire started by lightning will behave just like the first. But the five hundredth bacterial division will not be like the first one, especially if there is environmental pressure. That’s DNA. And RNA. That’s life.”

— We Are Legion (We Are Bob) (Bobiverse Book 1) por Dennis Taylor

RSS vive

Actualización a mi anterior post: Ya he logrado dejar Twitter.

Pude consolidar casi la totalidad de las fuentes interesantes que seguía en Twitter (Noticias, Fórmula 1, algunos web comics, actualizaciones de marcas que me gustan) hacia Feedly, pues con un poco de análisis me di cuenta que todas tenían una versión en RSS desde su web principal. Y las pocas que no lo tenían, no las voy a extrañar.

Gran paso en la desintoxicación de redes sociales.

Viene con el puesto de trabajo…

Opciones

Doc Searls (autor de “The Cluetrain Manifesto”) nos plantea once preguntas sobre la web que vale la pena revisar.

Echoes

Es momento de empezar con una nueva serie: We Are Legion (We Are Bob) (Bobiverse) (Volume 1) por Dennis E. Taylor 📚

De noche

Polarización en redes

Un estudio de la Universidad de Yale comprueba lo que ya sospechábamos de forma empírica, la polarización extrema de la sociedad actual es causada por comportamientos que son reforzados por las redes sociales.

Si ustedes también sienten que en los últimos años ninguna opinión parece tener matices intermedios y que aparentemente solo existen dos bandos extremos a los que se puede pertenecer, pues el tema parece venir por la ruta en la que la indignación moral va llevando a la polarización, así como el miedo lleva al lado oscuro de la fuerza, alimentada por la forma en que las redes recompensan las acciones de sus miembros.

Del estudio: “The team found that the incentives of social media platforms like Twitter really do change how people post. Users who received more likes and retweets when they expressed outrage in a tweet were more likely to express outrage in later posts” y “this suggests a mechanism for how moderate groups can become politically radicalized over time — the rewards of social media create positive feedback loops that exacerbate outrage”.

Y si a esto le sumamos los mecanismos de adicción que estas redes integran en su diseño, cada vez queda más claro que el balance final de estas tecnologías es negativo.

Todo lo que sé sobre el Reino Unido viene de: - Doctor Who - Top Gear - La serie de libros de Rivers of London - Life in Mars

Siempre a la vanguardia

Solo en San Borja una avenida se puede cruzar consigo misma…

Hacking

”To hack a system requires getting to know its rules better than the people who created it or are running it, and exploiting all the vulnerable distance between how those people had intended the system to work and how it actually works, or could be made to work. In capitalizing on these unintentional uses, hackers aren’t breaking the rules as much as debunking them.”

— Permanent Record por Edward Snowden

Estoy leyendo: Broken Homes por Ben Aaronovitch 📚 porque, a veces, lo mejor es seguir con la serie de libros que te ha gustado antes de buscar otros nuevos…