No quiero datos, quiero consejos

Cuando paso por mi revisión médica, una vez al año normalmente, termino con un folder lleno de hojas con datos varios sobre mi cuerpo: Peso, niveles de presión sanguínea, colesterol, ácido úrico y muchas cosas que no recuerdo… y que no me interesa recordar. En verdad el escenario ideal para mí es entregarle todo eso al doctor y que él me diga “Estás bien, solo trata de comer menos grasas”. Esas ocho palabras son más útiles para mí que la decenas de datos, porque ya pasaron por un análisis experto que decanta en un consejo. Eso es lo que vale para mí.

No tengo un Fitness Tracker, pero si alguna vez tuviera uno no me interesaría saber mis latidos en tiempo real, la cantidad de pasos que he caminado o las calórías quemadas. Todos esos son datos, yo quiero un consejo. Trata de caminar un poco más, estás durmiendo bien, sabes que podrías intentar dar una vuelta a la manzana luego de comer y eso ayudaría.

Cuando pienso en un asistente personal tecnológico, en una Inteligencia Artifical que me ayude a ordenar mi vida, no quiero que me diga la velocidad promedio del tráfico en la Javier Prado, el número exacto de correos y reuniones que tengo o el factor UV ese día. Quiero que me diga algo tipo: JL trata de salir temprano porque hay más tráfico de lo normal, calcula concentrate en avanzar el trabajo en la mañana porque la tarde la veo ocupada, piensa en almorzar algo cerca… y hoy no es un buen día para estar en el sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s