Bugs

El código era tan complejo que no existía ya un solo programador que pudiera entenderlo todo. Millones de instrucciones que estaban además diseñadas para modificarse a sí mismas con el tiempo, aprendiendo con prueba y error. Subrutinas completas que ya nadie sabía si eran importantes o realmente no hacían nada. Código antiguo de versiones pasadas que solo ocupaba espacio.

El código corría, sin duda, pero era inevitable pese a todos los mecanismos de corrección diseñados que se generen errores. Estos podían aparecer hasta en el 40% de los casos, pero fueron considerados aceptables dado que si bien el programa podía terminar de manera abrupta antes de lo planeado, llegaba a ejecutar su objetivo primario en la gran mayoría de casos incluso con estas fallas.

La simulación fue aprobada y el programa se ejecutó pese a estos problemas. Bugs los llamaban. Pero dentro de la simulación les pusieron de nombre “cancer”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s