Algortimos que funcionan demasiado bien

pexels-photo-106344.jpegPor los últimos 15 años el modelo de negocio de internet ha sido, con muy pocas excepciones, la monetización por publicidad. Esto se conocía como Attention Economy y existen empresas globales que existen solo gracias a la venta de publicidad digital. Lamentablemente, si el modelo de negocio está basado en ganar dinero por atención, existe un incentivo muy fuerte para abusar de los algoritmos. Desde el SEO hasta el Clickbait, hemos vivido años de lucha constante por la calidad del contenido. Se podría decir que, al igual que con los ratings en la televisión, la única forma de conseguir contenido de calidad era subvencionarlo de alguna manera.

Pero el mundo está cambiando. Escándalos como el de Facebook y Cambridge Analitica están logrando un nivel de conciencia sobre la privacidad que las personas no tenían antes. Estudios comienzan a mostrar que los algoritmos puedes estar optimizando cosas para las personas de manera individual, pero en forma colectiva afectan de manera negativa, como este estudio sobre Waze y Google Maps.

Lo grave del asunto es que no se trata de sistemas o algoritmos funcionando mal, sino más bien de los que funcionan muy bien, de la manera que se espera. El algoritmo trata de entregarnos lo que cree que nos va a interesar, por lo que nos va llevando poco a poco a una burbuja en la que vemos contenido sesgado y cada vez más extremo. Una persona que está interesada en comer saludable, de pronto comienza a ver más artículos vegetarianos en su feed, luego otros sobre las dietas vegetarianas infantiles, luego temas ya veganos… y así cada vez más extremos sin opiniones que contrasten las cosas dado que el sistema entiende que eso no nos interesa. Sitios como YouTube pueden ser finalmente una herramienta de radicalización, como se ve en este artículo.

¿Cuál es entonces el futuro? Pues lo que se conoce como Efficient Economy y que simplemente se trata de usar todos esos mismos datos que las empresas poseen pero ya no para publicidad, sino para entregar valor real a sus clientes, para simplificarles la vida. Se trata de embeber inteligencia en todos los procesos. Es finalmente aquel futuro que nos vendieron de niños en los que las computadoras hacen las cosas operativas por nosotros, saben lo que necesitamos y nos ayudan.

Para más información de lo que esto significa, los invito a ver esta entrevista a Aaron Shapiro, el CEO de Huge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s