We are all stories in the end

Este Día del Padre me encuentra con dos buenos amigos que han perdido al suyo en los últimos meses. Con el mío ya tan mayor que los doctores ignoran ciertas enfermedades porque no vale la pena enfocarse en ellas a esta edad. Con una tutora en el colegio que me dice “ahora que lo conozco veo que obviamente su hijo es igual a usted” y no estoy seguro si eso es un halago.

Creo que una persona es lo que deja en los otros. Y específicamente un padre es lo que deja en sus hijos. Supongo que el Día del Padre es un buen momento para recordar eso. A los padres que ya no están de estos amigos, solo los conocí realmente por lo que ellos me contaban. Pero me queda claro que dejaron en ellos muchas cosas buenas y siguen ahí para siempre.

Un gran abrazo para los que ya no tienen a sus padres. La pena estará ahí siempre porque solo hay pena donde hubo amor. Es normal y es justo y es humano. Ojalá a todos nos recuerden así cuando ya no estemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s