Un buen artículo en The Verge sobre cómo las nuevas generaciones no se manejan en un paradigma de carpetas y clasificación