¿Recuerdan cuando los juegos de video tenían un “boss key”? Básicamente una combinación de teclas que reemplazaba el juego en pantalla por una hoja de cálculo ficticia para que parezca que estabas trabajando.

Necesitamos que esa tecla regrese.