Hace casi 20 años, cuando publiqué mi primer blog (en Blogspot si no me equivoco), decidí ponerle de nombre “El Metaverso de JL” porque había justo leído a Neal Stephenson y la palabra me sonaba muy cool.

Pasaron los años y a pesar que cambié muchas veces de plataforma (Wordpress, Tumblr, Github Pages, Microblog) el nombre se mantuvo… hasta ahora.

Y es que la palabra Metaverso se ha convertido hoy en algo tan manoseado como Big Data o AI. No puedo seguir usándola. Y es por eso que ahora les doy la bienvenida al Scriptorium, que no será lo más original, pero al menos tiene sentido.